El mercado está repleto de productos para disfrazar o reducir las ojeras. Es fácil dejarse llevar por las campañas de marketing y probar las opciones que existen. hoy te voy a enseñar a ahorrar dinero poniendo en practica estas sugerencias simples y cotidianas.

Una buena noche de sueño

Parece una obviedad ¿No? Pero las ojeras son producto del cansancio, acompañado con la ausencia de horas de sueño en donde se acentúan los ojos hinchados y la piel se vuelve con un tono más obscuro el día después. Lo cierto es que dormir bien (entre 6 y 8 horas) ya es el 50% del proceso para reducir las ojeras sin productos de belleza. En verdad, tu piel te lo va a agradecer.

Ahora bien, ahora analizaremos algunos consejos simples para reducir las ojeras.

Use una almohada extra

Y puesto que ya hablamos de dormir, hablemos de la almohada.

Se ha comprobado que cuando duermes de lado, usar una almohada extra entre las piernas, en la altura de las rodillas o bien en la curvatura de la cintura; o bien Si duermes de espaldas, el cojín extra ha de estar tras las rodillas o bien en la curvatura de la espalda; ayuda a tener una buena noche de sueño y evita la retención de líquidos a lo largo de la noche y, por ende, evita la aparición de esas ojeras tan indeseables.

Reducir el consumo de sal y alcohol

Debo decir que la sal y el alcohol son dos contribuyentes en la formación de ojeras. Ambos forman parte de los principales causantes de la retención de líquidos.

Como puedes ver, evitar la retención de líquidos es clave para reducir las ojeras. Animamos a leer el articulo:

¿Cuáles son los mejores diuréticos para combatir la retención de líquido?

Toma agua

Son bien conocidas las ventajas de tomar agua.

Teniendo presente que una gran parte de nuestro cuerpo está formado por agua, no es extraño que desempeñe un papel tan esencial en el buen funcionamiento de nuestro organismo.

El agua contribuye a prevenir la aparición de piedras en los riñones, a facilitar la digestión, a promover la circulación sanguínea y a mantener la piel hidratada.

Este es el último punto al que deseamos llegar: la piel hidratada es uno de los secretos de un rostro saludable y sin ojeras.

Cuéntanos que te parecen estos consejos que no cuestan nada. Si conoces algún otro tips para reducir las ojeras no dudes en escribirnos debajo y las iremos añadiendo.