La caída del cabello androgenética, conocida popularmente como calvicie, está influida por la genética, como bien sugiere el nombre.

Además de esto, también hay un factor hormonal, lo que justifica el hecho de que sea más habitual en los hombres. Si bien el factor hereditario es la causa principal de la calvicie, otros factores asimismo pueden contribuir a la caída del pelo.

Lo cierto es que existen múltiples mitos en este contexto. Hoy vamos a desmenuzar 5 de ellos.

Ciertos mitos popularmente extendidos son los siguientes:

  • emplear visera o bien gel puede dar calvicie
  • lavarse el pelo todos y cada uno de los días produce calvicie
  • la mala nutrición puede provocar calvicie
  • cepillarse mucho el pelo empeora la caída del cabello
  • quedar canoso quiere decir que el pelo no se cae más.

Primero debes entender la diferencia entre calvicie y caída de cabello.

La caída de pelo aguda se la conoce en el ámbito medicinal como efluvio telógeno. Este es un cambio en el ciclo del pelo y puede verse influido por ciertos factores ya antes mencionados. La caída aguda de cabello, por regla general, se normaliza tras 6 meses y no conduce a la pérdida del cabello androgenética. Alguien que ya tiene problemas de calvicie y tambien tiene efluvio, quedara con la apariencia de tener menos pelo, pero no empeorará la calvicie en sí.

Los mitos sobre la calvicie

Sobre el mito que lavarse el pelo constantemente produce la caída, podemos decir que hay que tener en consideración que la caída media diaria es de 100 a 150 hilos y lavarlos no interfiere en ese número. No obstante, es en el baño donde se ven los pelos que se han caído, por el simple hecho de que van de manera directa al desagüe y dejan la impresión de que el bañarse ha empeorado la caída. Y lo mismo ocurre en el caso del mito de cepillarse el pelo. El peine retendrá esos 150 pelos que normalmente pierdes.

El empleo de gorro o bien gel solo interferirá en la caída si es excesivo, hasta el punto de acrecentar la aceitosidad y la seborrea (caspa), lo que puede acentuar la caída. No obstante, ese hábito no empeora ni lleva a la calvicie.

La mala nutrición, por su parte, puede ocasionar una caída aguda, mas no la calvicie.

Por último, el pelo blanco o canoso, puede caer exactamente en la misma cantidad como los oscuros. Lo que pasa es que, si la persona ha llegado a una edad más avanzada sin calvicie, la posibilidad de desarrollarla es menor, pero por supuesto, esto no es infalible.

Por otro lado, una de las mayores verdades sobre la calvicie, es que el tratamiento y el diagnóstico precoz pueden frenar e inclusive detener la caída del pelo. Es esencial que los que padecen dicho problema, recurran en búsqueda de ayuda médica especializada. Así mismo, el tratamiento con fármacos de manera frecuente está indicado y tiene un mayor grado de eficiencia.